• Español
  • English

Premio Internacional de Periodismo V Edición 2012

La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero convoca el …

 

PREMIO INTERNACIONAL DE PERIODISMO

CIUDAD DE CÁCERES “FUNDACIÓN MERCEDES CALLES Y CARLOS BALLESTERO”, V EDICIÓN 2012

 

Colabora: Asociación de la Prensa de Cáceres.

 

BASES

 

El premio se regirá con arreglo a las siguientes bases:

1.- Podrán participar todos los periodistas, comunicadores y escritores que presenten un artículo o reportaje que haya sido publicado desde el 1 de enero al 31 de diciembre de 2012 en medios de comunicación impresos, editados en cualquier lugar de la Unión Europea.

2.- El Premio se otorgará al trabajo presentado de mejor calidad que contribuya a difundir cualquier aspecto o cuestión relacionada con la ciudad de Cáceres, que ponga de relieve alguno de sus valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales.

3.- Se establece un único premio de 15.000 euros, sujeto a la normativa fiscal, y placa conmemorativa, que se entregará al autor del trabajo seleccionado en acto público.

4.- Los trabajos deberán ser presentados bien por su propio autor o por cualquier persona o entidad que acredite el consentimiento de aquéllos, y deberán enviarse original y seis copias de las páginas completas del periódico o revista que los haya publicado, en las que pueda apreciarse la fecha de los mismos. Además se especificará aparte el título, nombre del medio y la fecha de publicación. Cada autor podrá presentar un máximo de dos artículos o reportajes. Los trabajos podrán estar escritos o narrados en cualquiera de los idiomas oficiales de la Unión Europea, debiendo ser acompañados de una traducción al castellano en el caso de no ser éste el utilizado en el original.

5.- Los trabajos deberán estar firmados por su autor o seudónimo. En el caso de este segundo supuesto, la personalidad del autor deberá acreditarse con un certificado del medio que lo haya publicado.

6.- El plazo límite para la presentación de los trabajos será el 9 de enero de 2013, remitiéndolos a la Presidente de la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero, con domicilio en Plaza de San Jorge número 2, 10003 Cáceres.

7.- El Jurado, presidido por la presidenta de la Fundación o persona en quien delegue, estará formado por el presidente de la Asociación de Prensa de Cáceres y por personalidades relevantes del periodismo, de la comunicación, de la cultura y de la sociedad.

El Jurado estará asistido en sus deliberaciones por un secretario perteneciente a la Fundación con voz y sin voto.

El Jurado tendrá en cuenta en sus deliberaciones la difusión de los trabajos y resolverá en cuantos aspectos no contemplados en estas bases surjan a lo largo del proceso de concesión del premio.

La identidad del resto de las personas que forman el Jurado se hará pública en el acto de entrega del premio.

8.- El fallo será emitido por el Jurado en la segunda quincena de enero de 2013 y el premio será entregado en el transcurso de un acto que se celebrará en Cáceres en la primera quincena de febrero de 2013. La entrega del premio será personal e intransferible y en caso de no darse este requisito presencial se entenderá su renuncia al mismo, salvo fuerza mayor a criterio del Jurado. El galardonado se comprometerá a ser miembro del Jurado en la siguiente edición del premio si así fuese requerido por la organización del mismo.

9.- La Fundación MCCB se reserva el derecho de reproducción de los trabajos presentados.

10.- La participación en el certamen implica la aceptación de estas bases.

     Obténgalas en pdfPremio Internacional de Periodismo 2012

Fallo del IV Premio de Periodismo Ciudad de Cáceres

El Jurado constituido para la elección del Cuarto Premio Internacional de Periodismo "Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero", tras el análisis y valoración de los trabajos presentados ha acordado emitir por mayoría el siguiente fallo:

Artículo: Cáceres bajo la lluvia
Autor: Juan Manuel de Prada
Publicado en: XL Semanal, suplemento dominical de los periódicos del Grupo Vocento, el día 4 de diciembre de 2011

La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero creó este Premio, dotado con 15.000 euros, a fin de difundir los atractivos de la ciudad de Cáceres y premiar el mejor artículo o reportaje en prensa escrita relacionado con la ciudad y que pusiera de relieve sus valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales. 

El premio será entregado en la sede de la fundación el próximo jueves día 9 de febrero.

Juan Manuel de PradaManuel de Prada (Baracaldo, 1970) vivió su infancia y adolescencia en Zamora y se licenció en Derecho en Salamanca. Sus dos primeros libros, Coños y El silencio del patinador, obtuvieron el aplauso de la crítica. Tras sorprender con su primera novela, Las máscaras del héroe -Premio Ojo Crítico de Narrativa de Radio Nacional de España-, un año después obtuvo el Premio Planeta con La tempestad, novela que ha sido traducida a más de veinte idiomas, y que le llevó a ser seleccionado por la revista The NewYorker entre los seis escritores europeos más prometedores del momento. A las referidas obras siguieron Las esquinas del aire y Desgarrados y excéntricos. Su novela La vida invisible obtuvo el Premio Primavera en el año 2003 y un año después fue distinguida con el Premio Nacional de Narrativa. La última de sus novelas publicadas hasta la fecha lleva por título El séptimo velo (Premio Biblioteca Breve 2007). 

Junto con su obra literaria, Juan Manuel de Prada ha mantenido desde sus inicios una fructífera colaboración en la prensa escrita, fundamentalmente en el diario ABC y en la revista XL Semanal, así como en el suplemento Cultural, que se entrega los sábados con el diario, y en cuyas páginas mantiene actualmente una colaboración en la sección de cine en la que escribe sobre películas raras y olvidadas a pesar de su incuestionable valía artística. Su primera recopilación de artículos lleva por título Reserva natural (1998), título que dio nombre a la primera sección fija que tuvo en prensa, concretamente en las páginas de Castilla y León del diario El Mundo. Animales de compañía (2000) recoge una selección de los artículos publicados en Blanco y Negro, por entonces el suplemento dominical de ABC. Sus últimos libros de artículos publicados son La nueva tiranía (2009), Penúltimas resistencias (recopilación de sus entrevistas a escritores, 2009), Nadando contra corriente (2010), y Lágrimas en la lluvia (2010), este último una colectánea de artículos sobre cine y literatura. 

Su labor periodística ha merecido algunos de los más importantes premios que se conceden en España, como por ejemplo el "Julio Camba", el "César González-Ruano", el "Mariano de Cavia", o más recientemente, el Premio Joaquín Romero Murube. A los anteriores se suma ahora el "Premio Internacional Fundación Mercedes Calles - Carlos Ballestero". 

En la actualidad presenta y dirige las tardes de los domingos en Intereconomía Televisión el programa "Lágrimas en la lluvia", en el que tras la emisión de una película se entabla un coloquio con cuatro invitados expertos en un tema que a juicio del director sugieren el argumento y la trama de la película. 

El Jurado ha sido integrado esta edición del premio por María Justina Guisado Domínguez, presidenta de la fundación, Conrado Gómez López, presidente de la Asociación de Prensa de Cáceres, José Miguel Santiago Castelo, director de la Real Academia de Extremadura y subdirector del diario ABC, Antonio Tinoco Ardila, director de El Periódico Extremadura, Juan Domingo Fernández Gómez, Subdirector del Diario Hoy, José Manuel González Calvo, catedrático de Filología Hispánica y Lingüística General de la Universidad de Extremadura, Troy Nahumko, ganador de la tercera edición del premio, y como secretario Luis Acha Iturmendi, Director de la Fundación.

Cáceres bajo la lluvia

Tantas veces la lluvia nos ha malogrado la visita a una ciudad!
Encerrados en la habitación de un hotel, con el repiqueteo del agua
arañando los cristales de las ventanas, la ciudad que codiciábamos se
torna de repente desabrida e inhóspita, como una fiesta a la que no
hemos sido invitados. A veces, para espantar la melancolía, probamos a
pasear sus calles, armados de un paraguas; pero es un paseo acucioso,
despavorido, que se refugia en los portales de las iglesias y en los
veladores de los cafés, de repente contaminados por esa temperatura
yerta de los velatorios. Pasear con paraguas es pasear sin cielo; y la
ciudad que codiciábamos se convierte irremisiblemente en un sótano sin
ventilación, maldito de los hombres y de Dios. Todo esto pensaba,
apesadumbrado, mientras contemplaba a través de los visillos la
escritura cursiva de la lluvia, llenando de palabras mudas la ciudad
de Cáceres; y pensé que esa misma pesadumbre habría derrotado también
a mi mujer. Pero me equivocaba.

Ella está mucho más loca que yo; quiero decir que es mucho más
desprevenida y aventurera que yo: es mi hilo de Ariadna cuando me
encojo desnortado; y mi Beatriz cuando la vida se pone cuesta arriba,
tirando siempre de mí, en una fiebre de ascenso. Se empeñó en pasear
por Cáceres, expuestos ambos a la lluvia incesante, como niños
zangolotinos que se olvidan adrede el paraguas en casa; y yo accedí,
por no desairarla. Esperaba mostrarle una Cáceres incendiada por la
luz, con sus torres albarranas refulgiendo bajo el sol, sus iglesias
como acantilados dorados, sus casas solariegas exultantes de matacanes
y blasones orgullosos, su Plaza Mayor campesina y señorial, como una
simbiosis de plaza colonial y plaza toscana, una sucursal del paraíso
donde la vista y el ánimo se esponjan. Pero el sol se había exiliado
aquella mañana; y, bajo la lluvia que nos iba calando, Cáceres era una
ciudad inédita en la que podía volver a perderme, una ciudad recién
inaugurada que celebraba la bendita locura de mi mujer.

Las calles se habían quedado desiertas, lavadas de ruidos, sigilosas
como la lluvia que las iba bautizando a nuestro paso. La piedra de los
palacios, que yo recordaba rojiza, había cobrado una cualidad oscura,
como de tierra recién removida, y exhalaba su misma fragancia,
expectante y núbil. La iglesia de San Mateo, en los altillos de la
ciudad, parecía desmigajarse, empapada por el agua, y su espadaña
semejaba una escalera en tránsito hacia la gloria; a su lado, la torre
de Sande, tapizada de hiedra, cobraba el aspecto de un bosque
vertical, custodio de secretos innombrables. En el cercano palacio de
las Veletas, la balaustrada de cerámica brillaba como las charreteras
militares; y en su aljibe, que tiene algo de mezquita náufraga o
catacumba mora, el agua de la lluvia se congregaba mansa, con un rumor
en el que parecía entrecruzarse un pentecostés de lenguas. Y, entre
tantas lenguas, mi lengua aterida y torpe; y también la lengua absorta
de mi mujer, como una plegaria en la sombra.

El recuerdo del aljibe se quedó dentro de nosotros, como una Atlántida
de tímidos prodigios, mientras seguíamos paseando, bajo la lluvia que
había dejado de empaparnos y ahora nos transmitía un calor intrépido,
el mismo calor que debían guardar en el pecho los conquistadores
extremeños, allá en el Nuevo Mundo, mientras desbrozaban selvas y
fundaban conventos. Algo de ese calor se ha guardado en esta ciudad
aguerrida y piadosa, hospitalaria y grave, que es la cifra más exacta
del viejo temperamento español, con los pies afianzados en la tierra,
que es el fundamento de las cosas destinadas a perdurar, y la mirada
clavada en lontananza, en pos de la fe y el ideal. Por la tarde, en
misa de vísperas, en la concatedral de Santa María, ante un retablo
plateresco sin pinturas ni afeites que disfracen la majestad de sus
tallas, acabé de entender el misterio de ese viejo temperamento
español que halla su mejor refugio en la ciudad de Cáceres:
robustamente plantado en el suelo, como una encina milenaria; y
disparado como una torre hacia el cielo, porque en su corazón anida un
pájaro. De noche ya, mi mujer y yo subimos la escalinata que conduce a
la iglesia de San Francisco Javier. El agua bajaba en estampida,
descalabrándose en cada peldaño, tumultuosa de Dios y de siglos; y era
un agua de preciosa sangre que limpiaba los pecados y la pesadumbre.
Pensé que Cáceres, bajo la lluvia, es la ciudad más llena de cielo del
mundo; y mi mujer, apretada contra mí, pensó lo mismo, mientras
nuestros pasos buscaban gozosos los charcos.

FALLO DEL III PREMIO DE PERIODISMO CIUDAD DE CÁCERES "FUNDACIÓN MERCEDES CALLES Y CARLOS BALLESTERO"

Reunido el Jurado constituido para la elección del Tercer Premio Internacional de Periodismo Ciudad de Cáceres “Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero”, presidido por doña María Justina Guisado Domínguez, presidenta de la Fundación, tras el análisis y valoración de los trabajos presentados y el correspondiente debate acuerdan emitir por mayoría el siguiente fallo:

Artículo: The beauty of Cáceres
Autor: Troy Nahumko
Publicado en: The Irish World, el día 6 de febrero de 2010

 La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero creó este Premio, dotado con 15.000 €, a fin de difundir los atractivos de la ciudad de Cáceres y apoyar su candidatura a Capital Europea de la Cultura 2016, para premiar el mejor artículo o reportaje en prensa escrita relacionado con la ciudad de Cáceres y que pusiera de relieve sus valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales.

Troy Nahumko

El periodista canadiense Troy Nahumko gana la tercera edición del premio de periodismo que concede la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero. El galardón, dotado con 15.000 euros, premia el mejor artículo o reportaje en prensa escrita relacionado con la capital cacereña. Juan José Ventura, redactor de EL PERIODICO EXTREMADURA, ha obtenido una mención de honor por el trabajo titulado Tres miradas interiores a Cáceres y sus cigüeñas , publicado en este diario el 31 de enero de este año. Según informan los organizadores del certamen, el artículo ganador lleva por título The beauty of Cáceres y fue reproducido en las páginas del diario The Irish World el pasado 6 de febrero. Troy Nahumko está vinculado a la ciudad porque es colaborador de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Extremadura, además de periodista freelance de viajes, reseña el fallo del premio periodístico. Asimismo, el ganador ha trabajado para el Ministerio de Turismo, como profesor de inglés en la University of Northumbria, Newcastle, UK-Tripoli y Libia, y ha colaborado con el Fondo Monetario Internacional como profesor de inglés especializado en el Vientiane College, Vientiane Laos y en Yemen. Esta convocatoria de la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero tiene como principal objetivo "poner de relieve los valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales de la capital cacereña". Está previsto que el jurado del premio periodístico se dé a conocer en el acto de entrega del galardón, cuya fecha se fijará en breve.

 

MENCIÓN DE HONOR
Juan José Ventura

Juan José Ventura de El Periodico Extremadura con su articulo Tres miradas interiores a Cáceres y sus cigüeñas.

Juan José Ventura Fernández, Sevilla. Licenciado en Ciencias de la Información (Sección Periodismo) por la Universidad Complutense de Madrid y experto en Artes Gráficas Aplicadas a la Comunicación.

Desde octubre de 1992 trabaja en el Periódico EXTREMADURA como redactor comercial para la producción de suplementos y números monográficos, así como la cobertura de acontecimientos feriales y económicos. Está especializado en información empresarial y agrícola. También es columnista habitual de el Periódico Extremadura, todos los martes, en su contraportada, bajo el título de ‘Zona Zero’. Es autor de varios libros de poesía, cuentos y novelas, entre ellos, Geografía de una Aparición, 12 Raros o El Tragón Rojo.

FALLO DEL II PREMIO DE PERIODISMO CIUDAD DE CÁCERES "FUNDACIÓN MERCEDES CALLES Y CARLOS BALLESTERO"

 

Reunido el Jurado constituido para la elección del Segundo Premio Internacional de Periodismo Ciudad de Cáceres “Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero”, presidido por doña María Justina Guisado Domínguez, presidenta de la Fundación, tras el análisis y valoración de los trabajos presentados y el correspondiente debate acuerdan emitir por mayoría el siguiente fallo:

 

Artículo: Piedra, papel o tijeras
Autor: Eugenio Fuentes
Publicado en: El País, el día 3 de mayo de 2008

 

La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero creó este Premio, dotado con 15.000 €, a fin de difundir los atractivos de la ciudad de Cáceres y apoyar su candidatura a Capital Europea de la Cultura 2016, para premiar el mejor artículo o reportaje en prensa escrita relacionado con la ciudad de Cáceres y que pusiera de relieve sus valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales.

Eugenio Fuentes

 Eugenio Fuentes, escritor, nacido en Montehermoso (Cáceres) en 1958. Su carrera literaria le llevó a publicar novelas como Las batallas de Breda (Institución Cultural El Brocense, Diputación de Cáceres, 1990, Premio Cáceres de Novela Corta). Tantas mentiras (Editora Regional de Extremadura, 1998, Premio Extremadura a la Creación-José Antonio Gabriel y Galán). El interior del bosque (Alba Editorial, 1999, Premio Alba-Prensa Canaria, Tusquets Editores, 2008). La sangre de los ángeles (Alba Editorial, 2001). Las manos del pianista (Tusquets Editores, 2003). Venas de nieve (Tusquets Editores, 2005), Premio a la Extremadura a la Creación 2006). Cuerpo a cuerpo (Tusquets Editores, 2007). Contrarreloj (Tusquets Editores, 2009). Ha publicado el libro de cuentos Vías muertas (Editora Regional de Extremadura, 1997) y el volumen de ensayos literarios La mitad de Occidente (2003, Editora Regional de Extremadura). El ensayo que da título a este libro ha sido traducido al inglés, al alemán, al eslovaco y al japonés. Sus novelas han sido traducidas en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Rusia, Portugal, Holanda, Servia, Croacia, Hungría, Bulgaria y Lituania. Como articulista, ha recibido el Premio del Consejo Asesor de RTVE en Extremadura (1999), Premio “Francisco Valdés” (2000), Premio Nacional de Periodismo “Julio Camba” (2004), Premio “Carmen de Burgos” (2007) y Premio Manuel Azaña (2007). Ha impartido charlas y conferencias en Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y Francia.

Cáceres, 21 de noviembre de 2009

FALLO DEL I PREMIO DE PERIODISMO CIUDAD DE CÁCERES FUNDACIÓN MERCEDES CALLES Y CARLOS BALLESTERO

Reunido el Jurado constituido para la elección del Primer Premio Internacional de Periodismo Ciudad de Cáceres “Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero”, presidido por doña María Justina Guisado Domínguez, presidenta de la Fundación, tras el análisis y valoración de los trabajos presentados y el correspondiente debate acuerdan emitir por mayoría el siguiente fallo:

Artículo: Cáceres ciudad pajarera
Autora: Marta Sanz Pastor
Publicado en: El País, el día 3 de mayo de 2008

La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero creó este Premio, dotado con 15.000 €, a fin de difundir los atractivos de la ciudad de Cáceres y apoyar su candidatura a Capital Europea de la Cultura 2016, para premiar el mejor artículo o reportaje en prensa escrita relacionado con la ciudad de Cáceres y que pusiera de relieve sus valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales.

Marta Sanz

Marta Sanz, escritora, nacida en Madrid en 1967 fue finalista al Premio Nadal en 2006, premio Ojo Crítico de Narrativa y ganadora del premio Vargas Llosa de Relatos 2006. con su cuento “Regalos“. Doctora en Literatura Contemporánea por la Universidad Complutense de Madrid, su carrera literaria le llevó a publicar El frío. Madrid: Debate, 1995. Lenguas muertas. Madrid: Debate, 1997. Los mejores tiempos. Madrid: Debate, 2001. Premio Ojo Crítico de Narrativa. Animales domésticos. Barcelona: Destino 2003. Susana y los viejos. Barcelona: Destino, 2006. Finalista del Premio Nadal. La lección de anatomía. Barcelona: RBA, 2008. Aparte de su obra como novelista, también ha escrito cuentos y ensayos, ha ejercido la crítica literaria en distintos medios, es profesora de la Universidad Antonio de Lebrija de Madrid. Ha sido redactora jefe de la revista literaria Ni hablar y colaboradora en distintas publicaciones periódicas, ABC , Escuela de Noche o Viento Sur. Colabora habitualmente con crónicas de viajes en el suplemento El Viajero de El País.

Cáceres, 17 de Noviembre de 2008

 

Páginas