• Español
  • English

Casa De Los Becerra

 

casa de los becerra

 

 

palacio de los becerra

 

Este es el Palacio de los Becerra, la sede institucional de la Fundación Mercedes Calles-Carlos Ballestero se ubica en uno de los inmuebles más emblemáticos de la ciudad histórica de Cáceres, el Palacio Becerra.

Se trata de un edificio de origen tardomedieval, que alcanza el siglo XX en un magnífico estado de conservación. Fue adquirido por el matrimonio Ballestero-Calles y rehabilitado entre los años 2001 y 2006, adaptando sus espacios para el uso expositivo y cultural que a día de hoy ofrece el visitante.

El Palacio Becerra responde a la tipología de casa-fuerte, esto es, una edificación medieval que cumple con dos funciones principales: ser residencia de familias nobles y dotarse, al tiempo, de elementos defensivos, como la torre de vigilancia.Pero ¿por qué habrían de protegerse sus inquilinos si Cáceres ya contaba con una potente muralla?

Tras la definitiva toma de la plaza en 1228, la ciudad se repuebla con familias venidas de los reinos cristianos que, enfrentadas entre sí, introducen en sus viviendas sistemas defensivos. La reina Isabel la Católica pondrá fin a estas luchas a finales del siglo XV, lo que supone la metamorfosis de los edificios cacereños: los recios edificios medievales se convierten en palacios renacentistas, con fachadas profusamente decoradas, vanos más amplios y, en general, mayores comodidades. Un buen ejemplo de este proceso es el Palacio Becerra.

No es tarea fácil datar el origen de esta casa-fuerte, aunque probablemente sus comienzos puedan fecharse en el mismo siglo XIII. Fue morada de la familia Becerra, y como se puede comprobar en sus muros exteriores, es fruto de una constante tarea de ampliación y mejora por parte de sus inquilinos.

Vestigio de su pasado defensivo es la torre de la esquina, que aunque desprovista de almenas y sin apenas sobresalir de la línea de fachada, da idea de la importancia del inmueble. Hacia el siglo XV, el edificio comienza a adquirir un carácter más residencial, y ya en el siglo XVI se construye la actual fachada: sobria y elegante, con una gran portada de rosca de cantería y blasonada con el escudo del linaje de los Becerra a ambos lados.

Como curiosidad podemos comentar que, a diferencia de otros palacios, la fachada del Palacio Becerra constituye un modelo original del siglo XVI, sin apenas alteraciones, lo que la convierte en un ejemplo singular del recinto cacereño.

 

 

Conoce nuestra Guía Didáctica

 

Volver                                                        Menú